Hace 25 años ya se recogía en la publicación “Crónica de Córdoba y sus pueblos” un artículo de D. Manuel Moreno Valero titulado “La unificación de dos pueblos: Dos Torres”, en el que se reconocía la unificación de las villas de Torremilano y Torrefranca fechada el 11 de diciembre de 1839.

Hace 25 años ya se recogia en la publicación "Crónica de Córdoba y sus pueblos I"  un artículo de D. Manuel Moreno Valero titulado La unificación de dos pueblos: Dos Torres, en el que se reconocía la unificación de las villas de Torremilano y Torrefranca fechada el 11 de diciembre de 1839, tal y como se cita textualmente: 

"Naturalmente, pueblos tan cercanos, no tenía sentido que estuvieran separados y fueran dos entidades distintas. Llegó el momento, 11 de diciembre de 1839, en que por un decreto de la Regencia, se unieron y formaron ya desde entonces un solo pueblo con el nombre de Dos Torres".

Cierto es que después de este histórico acontecimiento se suceden una serie de hechos y circunstancias a nivel nacional (pronunciamientos militares, conflictos políticos y revueltas) y local (voluntad de vecinos, administración e Iglesia), que hacen que este proceso de unificación inicial se vea ralentizado y paralizado intermitentemente hasta la definitiva constitución del ayuntamiento conjunto el 9 de enero de 1842. 

Por tanto, la fecha del 11 de diciembre de 1839  es la que marca el inicio del proceso de unificación, habiéndose tenido en cuenta ésta a lo largo de la historia para constatar esta efeméride histórica en las diferentes publicaciones y actos conmemorativos.

Fuente:

MORENO VALERO, Manuel."La unificación de dos pueblos: Dos Torres", en  AAVV: Crónica de Córdoba y sus publos I. Asociación Provincial Cordobesa de Cronistas Oficiales, Córdoba, 1989, pp. 141 a 144.